brainReservaVales de Regalo

El origen del escape room

¿Cuál es el origen del escape room?

¿Has oído alguna vez hablar de los escape rooms o salas de escape en vivo? Seguro que a lo largo de los últimos años has escuchado a alguien hablar sobre una experiencia en la cual junto a un grupo de personas debía escapar de una sala llena de pruebas y juegos de ingenio siguiendo una historia que previamente les habían detallado.

Los escape rooms son una manera diferente de ocio que no además de entretener aportan diversos beneficios para la salud. Su origen se remonta a décadas atrás y no tiene una ubicación específica, sino que ha evolucionado desde diferentes experiencias.

Este fenómeno tiene su origen principal en el mundo digital, concretamente en los años 80 con  el juego Behind Closed Doors, desarrollado por John Wilson. En esta experiencia o aventura de texto, el usuario debía interactuar con una situación y resolver enigmas, y a través de la toma de decisiones lograría avanzar para lograr superar la partida. Este videojuego no contaba con un gran contenido audiovisual, pero divertía y sirvió para crear las bases de una nueva clase de videojuegos que llegarían años después, y que propiciarían los orígenes de las actuales salas de escape en vivo.

Si avanzamos en el tiempo hasta 2004 en Japón encontramos un videojuego llamado Crimson Room en el cual debías resolver misteriosos casos y pistas para superar con éxito el videojuego. Pero fue poco después, en 2006 cuando nos encontramos en Silicon Valley a un grupo de ingenieros que desarrolló el videojuego Origin, un juego “point and click” (en el cual ya no era necesario utilizar comandos de texto, sino que mediante el click en determinados puntos del juego podrías desplazarte y avanzar) que simulaba una novela policíaca de Agatha Christie. Este fue el primer videojuego de escape y que sirvió como punto de partida para las rooms escape actuales, debido a su dinámica y a que utilizaba una historia como hilo conductor para ir resolviendo enigmas y lograr escapar para superar el juego.

A raíz de estos videojuegos descubrimos cómo fueron apareciendo experiencias similares en las cuales el usuario debía valerse de su ingenio y agudeza visual para superar misiones cuyo objetivo principal, además de resolver crímenes y misteriosas investigaciones, debía escapar de una habitación.

En el año 2008, en Japón, el emprendedor Takao Kato creó una sala en la cual los jugadores se sumergían en una historia y debían resolver diferentes enigmas utilizando las pistas que encontrarían escondidas en la propia habitación. Esta serie de pruebas les llevarían a la solución que les permitiría escapar y superar el juego. En efecto, esta sería la primera sala de escape en vivo como tal, y que daría lugar al actual fenómeno del escape room en el resto del mundo.

Si avanzamos un par de años en el tiempo nos encontramos con la llegada de los primeros smartphone y las tiendas de aplicaciones. Es en estas tiendas donde empezaron a surgir innumerables aplicaciones que replicaban aquellos juegos de finales del pasado siglo donde el jugador debía interactuar con el juego, pero esta vez utilizando los principios y linealidad de los videojuegos point and click. Estas aplicaciones se hicieron muy populares y dieron un salto de la pantalla a nuestras calles, popularizándose durante estos últimos años y posicionándose como una de las principales opciones de ocio y entretenimiento para disfrutar de algo diferente con amigos y en familia.

 

¿Cómo llegaron los escape room a Europa?

Para resolver esta cuestión debemos volver al año 2011, momento en que el húngaro Attila Gyurkovics tuvo la idea de dar vida a diversos edificios en ruinas de la ciudad y decidió utilizar los principios de los juegos de escape para crear Parapark, una serie de salas de escape donde los visitantes se sumergían en los conocidos juegos y aplicaciones de escape para resolver diversas tramas y escapar. Parapark se popularizó y extendió rápidamente por toda Europa replicando este sistema de juego, y llegando a España en 2011 con una sala en Barcelona.

 

¿Cuándo surge el fenómeno Escapology?

A raíz del éxito de este tipo de salas en el año 2014 surge en EEUU el primer Escapology, ofreciendo a los jugadores historias inmersivas y salas totalmente ambientadas, en las cuales debían abrir diversos tipos de candados, resolver complejos enigmas y utilizar las diferentes pistas escondidas en las distintas habitaciones para lograr escapar a tiempo.

Estas salas se popularizaron tanto que nació la marca Escapology para expandirse por todo el conteniente americano y, tras el éxito de los juegos creados, poco después dar el salto a Europa con sus primeros escape rooms disponibles en Alcalá de Henares, Madrid.

Este tipo de ocio ofrece a sus visitantes una visión diferente de entretenimiento y propone una hora de diversión en la cual los participantes ponen a prueba sus habilidades y trabajan codo con codo para lograr escapar a tiempo de las diferentes salas disponibles, todas ellas con trepidantes historias y misteriosas pruebas que resolver.